El amor florece – El amor se marchita / Love Blossoms – Love fades

Blue Valentine, Derek Cianfrance, 2010

*Amor… ¿Real?

‘Once upon a time I was falling in love… And now I’m only falling apart.’ (Hace un tiempo estaba enamorándome… Ahora estoy volviéndome pedazos)

-Total Eclipse of the heart, Bonnie Tyler.

Tuve que tomarme una malteada de chocolate después de ver ‘Blue valentine‘ el viernes. No es broma. Necesitaba algo que químicamente me hiciera feliz y me sacara de la tristeza tan honda en la que me sumió esta película. Afortunadamente, la malteada, (sumada a un buen amigo), lo logró.

Un poco más estable, decidí detenerme a analizar porqué esta película había dejado una impresión tan fuerte en mí… No era la tristeza sana de derramar unas cuantas lágrimas sentada en la oscuridad del cine, al lado de muchos desconocidos disfrutando también de sus lágrimas, en medio de una apacible soledad pública. No. Era una tristeza que no se iba y que tampoco me dejaba alejarme.

Si usted ha perdido un amor recientemente, si se está enamorando de alguien o si se está des-enamorando de alguien, NO VAYA A VER ESTA PELÍCULA. Es una advertencia que deberían poner en el cartel, como ponen en las cajas de cigarrillos, aunque en vez de un rostro destruido por los efectos del tabaco, deberían poner un rostro marcado por la pena.

‘Blue valentine’ es la historia del enamoramiento y del des-enamoramiento (muchos años después) que siente Cindy (Michelle Williams) hacia Dean (Ryan Gossling). La película es tan real y contundente (además de las increíbles actuaciones de la señora Williams y el Señor Gossling) precisamente porque contiene tanto los mejores como los peores  momentos de una relación, comparándolos constantemente en tiempos paralelos en un vaivén no lineal durante toda la película.

La cotidianidad tediosa, las peleas, la falta de afecto y respeto mutuo, los constantes reproches, la carencia de deseo sexual, las recriminaciones, los insultos, las peleas que empiezan con comentarios insignificantes, la irritabilidad, la pereza, la falta de aspiraciones, el exceso de trabajo, el compromiso, la hija (de otro padre): Todos se suman a la etapa de desamor (el ‘tiempo presente’) de la pareja, el cual está descrito con colores lavados, con una cámara en movimiento que respira al mismo ritmo cansado de la muy deteriorada relación de los personajes.

El humor, la confianza, la novedad, el apoyo incondicional, la conquista, los talentos ocultos, los secretos, la avidez sexual, la belleza y la juventud están presentes durante la fase del enamoramiento, el ‘tiempo pasado’ de Dean y Cindy, cuyos colores vibrantes y cámara desenfadada nos hacen ver claramente que todo esto hace parte de un pasado que no se puede revivir.

Creo que lo que se dice popularmente (y religiosamente) del ‘bien’ y del ‘mal’, de un cierto equilibrio necesario para que el mundo funcione mejor, de esa constante batalla que se debe librar también en nuestro interior, se aplica también a las películas. Usualmente me pienso fan de las comedias románticas que muestran sólo la primera fase del enamoramiento, del amor que todo lo vence: barreras sociales, políticas, prejuicios… ‘Blue valentine‘ me dejó con la duda de si todo lo que viene después del amor, tiene un tinte parecido al tiempo presente que se muestra en la película… De si la cotidianidad y los defectos del otro nos empiezan a devorar ferozmente consumiendo hasta la última gota de afecto restante en nuestro ser por la otra persona… De si ESE es el destino que está deparado para todos los que esperamos enamorarnos algún día…

(Otra malteada, por favor).

Blue Valentine, Derek Cianfrance, 2010

*Love… For real?

‘Once upon a time I was falling in love… And now I’m only falling apart.’

-Total Eclipse of the heart, Bonnie Tyler.

I had to get a chocolate milkshake right after ‘Blue valentine‘ finished. I’m serious. I needed something that would make me happy physiologically so I could walk out of that deep and awful feeling the film had taken me to; I could feel my guts wrench in helplessness. Thank God the milkshake (Plus the company of a good friend) helped me to move on.

Struggling to feel a little bit more like my usual self again, I was trying to put two and two together, somehow, to figure out what had touched me so deeply. It was not a regular sorrow, the kind that could be healthy at some point, that you share with the rest of the careless crowd by sitting alone in a dark cinema, weeping in silence, enjoying what I would call a comfortable ‘public solitude’. No. It was the kind of sorrow that would kick you down and wouldn’t let you stand back on your feet again.

If you have recently lost love, if you are in love or falling out of it… DO NOT WATCH THIS FILM. It’s a warning that everybody should be given to, the same way tobacco advertisers do with the emaciated face of a smoker on the cover of a cigarette pack… Only that this warning should have the picture of a broken heart on it.

Blue valentine‘ tells the story of a couple (Cindy – Michelle Williams and Dean – Ryan Gossling) that falls in-out of love. The movie blew my mind away: not only are the actor and actress outstanding performers but the way of alternating the best and worst moments of a relationship, so realistically, made, without a doubt, a big impression on me.

The tedious daily give and take, the arguing, the lack of affection and mutual respect, the constant criticism, the absence of sexual attraction, the humiliation, the meaningless comments that lead to meaningful arguments, the irritability that turns up out of the blue, laziness, lack of aspirations, work excess, worn out commitment, a different dad daughter: All of this sums up to the out-of-love stage of the couple (which is also the present time on the film), described in washed-up colors and using breathing-tired camera movements which resembles the worn-out breathing of the relationship.

The humor, the growing trust, the novelty, the unconditional support, the flirting, the hidden talents, the un-shared secrets, the high sexual appetite, the beauty and the youth are included during the In-love stage, the past tense of Dean and Cindy‘s relationship, shown to us through bright colors and easy-going camera, making us think of a beautiful past that can no longer be brought to life again.

I believe in the popular saying (and the religious point of view) that justifies the need of ‘good and evil’. There is a definite balance required in the world so it can function in a better way. It is a constant battle, also needed to take place inside ourselves. This applies to films as well. I usually declare myself a big fan of romantic comedies, which only show the first stage: Falling in love. Love breaks down walls: Political, social, prejudices, and so on. ‘Blue valentine’ left me in doubt: Is everything that comes after falling in love similar to the ‘present time’ of the relationship we witnessed in the film? Do the every-day life and the other person’s flaws devour the last drop of affection, left in us, at a slow pace? Is THAT the fate that has been given to us fools, who desperately want to fall in love someday?

(Hand me another milk-shake, please)


Acerca de gretageney

Film-maker
Esta entrada fue publicada en Film, Indie Films. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El amor florece – El amor se marchita / Love Blossoms – Love fades

  1. Johnny Holy dijo:

    Ayer leía en un artículo sobre 8 y 1/2 que para alcanzar lo que anhelamos debemos aceptarnos tal cual somos con todo lo caotico, perverso, hermoso y maravilloso que vivimos y llevamos por dentro. Eso mismo se podria aplicar al amor, para vivirlo es necesario estar dispuesto a experimentar su reverso. Todo es bueno y malo y triste y feliz sino ¿Qué sentido tendría seguir viviendo si todo se convierte en un sueño acabado y perfecto?

    Las buenas historias tratan de eso y las buenas películas subliman ese hecho. Lejos de darme “spoilers” para la peli, me han duda muchas ganas de verla. Muchismas. Creo que en ella podre comprender un poco más de mi mismo.

    Lo único con lo que no estoy de acuerdo es con la advertencia de no verla… si uno esta en una situación así, al contrario debe indagar en ella hasta el fondo, desgarrar esa herida para que no sangre más. Y si una película logra eso tal vez la curación del alma puede estar un poco más cerca.

    Me ha gustado mucho tu texto. Cada vez depuras más tu estilo y encuentras tu voz como autor. Se nota que ya no le temes a la escritura. En mi concepto, el mejor de los que has publicado.

    Un abrazo

  2. Místico, bárbaro, aburrido dijo:

    Está escritora cada día va en ascenso, recientemente ví la película y creo que los comentarios son totalmente acertados. La película nos deja ese sin sabor que se presenta en la cotidianidad de una pareja casada, será que muchos sufriremos esa etapa de tedio en el matrimonio? será una época insoportable?

    Tengo unas ansías enormes de leer el nuevo blog de esta escritora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s